Amores que matan, ¿y qué?

Amores que matan, ¿y qué?

· · ·
Siempre hubo y habrá problemas entre padres e hijos. El conflicto generacional, que le llaman. Los hijos dan muchas satisfacciones pero también muchos disgustos. Que se lo digan, si no, a Juan Amorós, padre solícito y sacrificado, que amaba a su hija más que a nada en el mundo. Alicia era para él más que una mujer, más que una esposa, más que una amante. Y, a pesar de todo, un día aciago, llegan al padre amantísimo voces de que Alicia se prostituye, de que va a realizar su sueño de viajar, huir a Los Ángeles, California. Y el padre amantísimo se ve obligado a contratar a un detective privado, Luis Escalé, el mejor, para que le devuelva a su hija tan querida. Como siempre, corresponderá al detective, al huelebraguetas, destejer la trama hedionda de perversión, de sadismo, de amores que matan. Y habrá de soportar que aún haya quien se encoja de hombros ante eso. Bueno, dicen, ¿y qué?
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.