Caminaban como hombres

Caminaban como hombres

- Libro 92

· · ·
Me quedé allá en la obscuridad y podía sentir el terror que se cerraba en torno a mí. Y cuando traté de tocar ese terror con un dedo, no había nada allá. Puesto que no era terrible; era cómico, una trampa preparada en frente de una puerta, un conjunto de bolas paseando sigilosamente por el campo. Era el material del que estaban hechas las películas cómicas. Era algo demasiado absurdo para creerlo. Era algo que a uno le haría reírse a carcajadas mientras que le mataba. Parker Graves, cronista, llega una noche a su casa para descubrir que ante su puerta se ha preparado una trampa. Para horror suyo, esta trampa se convierte en una bola, de esas de bolera, y escapa. Prontísimo, toda la urbe se transforma en el escenario de extraños acontencimientos, las construcciones son comprados por sumas fantásticas, no se renuevan las licencias de alquiler, los negocios establecidos son cerrados, y absolutamente nadie halla un sitio donde poder vivir.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.