Camino de sangre

·

Camino de sangre

· · ·
Cara finales de los años cincuenta del siglo pasado, Italo Calvino se planteó reunir ciertos cuentos desperdigados de Cesare Pavese para publicarlos en mil novecientos sesenta y celebrar de esta manera el décimo aniversario de su muerte. Entre estos papeles descubrió unos documentos insólitos; se trataba de una novela que Pavese había escrito a 4 manos con Bianca Garufi, amiga y colega en la editorial Einaudi. Tras la sorpresa, vino el escándalo mediático: en mil novecientos cincuenta y nueve la novela vio la luz, 9 años tras la muerte de su autor, y la crítica gastó litros de tinta para reseñarla, mas más era el espacio dedicado a la relación entre los 2 que el dedicado a las cualidades del texto. Escrita en mil novecientos cuarenta y seis, Camino de sangre es una novela que en resumen revela todo el cosmos de Pavese y lo condensa en el personaje de Giovanni, cuya vida recuerda la del mismo autor. Giovanni se relaciona con Silvia, la figura femenina que estaba a cargo de Bianca Garufi. De esta forma, en un alternarse de voces en primera persona, hombre y mujer cuentan la historia que los unió, mas cada uno de ellos desde su punto de vista. El instante culminante de su relación se soluciona en un viaje al sur de Italia, donde vive la familia de Silvia; es entonces cuando Giovanni descubre un secreto escondido a lo largo de muchos años y entiende al fin la razón de esa mirada en ocasiones salvaje y siempre y en toda circunstancia sortea de la mujer, el motivo de sus silencios y su risa valiente. El paisaje, la casa y la familia entera se cierran en torno a Giovanni y Silvia, el aire se hace irrespirable y el lloro de un pequeño condensa el temor a la vida. Codo con codo, en un juego de espéculos donde los dos se desvisten sin piedad, Pavese y Garufi tejieron una pequeña pieza maestra que con el paso del tiempo ha ganado belleza y fuerza.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.