Continuación de la Nada

Continuación de la Nada

· · ·
Una reflexión que se me ocurrió con el difiero frecuente en los carácteres activísimos que se alaban en todas y cada una de las biografías, es la de que el inverificable lector de «Papeles de Recienvenido» tal vez no se resolvió a opinar hasta el día de hoy que ese libro era el principio de la Nada. A fin de que no vacile más, me pareció un deber caracterizar mi nuevo trabajo como de continuación de ella. Ya no aguardará más aquel lector para exclamar: «¡Bien me lo parecía, aquello era el Inicio de la Nada!». Ahora los lectores de Recienvenido entenderán que la Nada y su Asistente han comenzado. Y hasta van a saber que es continuable.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.