Crimen contra la humanidad

Crimen contra la humanidad

· · ·
¿Puede una novela salvar vidas? Con su novela Coltán, Alberto Vázquez-Figueroa fue el primero en denunciar que empresas multinacionales se estaban enriqueciendo con el preciado mineral a base de financiar sangrientas guerras en el Congo. La repercusión fue inmediata: el mundo supo reaccionar, cesaron las guerras y se salvaron vidas. El mismo autor rompe ahora otro tabú informativo al acusar a aquellos que atentan contra la salud de millones de hombres, mujeres y niños. Crimen contra la humanidad no sólo puede salvar vidas, sino que puede enviar a la cárcel a quienes están cometiendo un lento y cruel genocidio. Cada muerto les reporta ingentes beneficios, a los que no están dispuestos a renunciar aunque a menudo vean morir a sus propios hijos.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.