Del suelo brotaba la Muerte

Del suelo brotaba la Muerte

- Libro 138

· · ·
«El pequeño dormía plácidamente, no había ningún mal en dejarle solo a lo largo de unos minutos. En seguida retornaría con su padre. No lo pensó más. Abrió la puerta de la casa y echó a correr por el camino, al encuentro de él. El la recibió con los brazos abiertos, y después la levantó en desequilibrio dándole dos vueltas en el aire. Mientras, una rata entraba por la entreabierta puerta de la casa de piedra, y tras esta, otra, y otra, y otra más. Cientos y cientos de ratas entrasen en el breve espacio de unos segundos. ¿Cientos? No, no, miles».
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.