El agujero del Infierno

El agujero del Infierno

· · ·
Adrian Ross (mil ochocientos cincuenta y nueve-mil novecientos treinta y tres), catedrático de Cambridge, se dedicó primordialmente a redactar guiones de ópera y a generar espectáculos musicales y satíricos. Pese a ser su única obra de ficción, El orificio del averno, publicada en mil novecientos catorce, se considera por los apasionados y especialistas como una de las obras cimas de la literatura de «terror sobrenatural» (género que ha dado nombres tan señalados como Hodgson, Machen y Lovecraft), y es exactamente el hecho de ser autor de una sola obra de terror lo que explica que haya continuado esconde para el enorme público hasta el momento en que Ramsey Campbell la salvó del olvido. Si bien la obra está dedicada a su colega y amigo M.R. James, es más simple asociarla con las atmosferas opresivas y angustiosas que avizoran en las zonas oscuras de la realidad, tan peculiaridades de Hodgson o bien H.P. Lovecraft, que con las eruditas excentricidades del gran profesor de la «ghost story». Ambientada en la Inglaterra dividida por las guerras religiosas del siglo XVII, la acción nos traslada hasta el siniestro castillo del señor de Deeping Hold —situado en una zona de marismas donde se abre un orificio que la superchería popular conecta con el infierno—, en cuyo interior los protagonistas de este drama lúgubre quedan apartados por el avance de un «ente» indefinido y abominable…
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.