El albergue de las mujeres tristes

El albergue de las mujeres tristes

· · ·
Floreana, una historiadora aún joven y más atractiva de lo que ella misma quiere creer, llega a un albergue sui generis en la isla de Chiloé. Allí, en medio de los paisajes del sur profundo chileno, acuden diversas mujeres para curar las heridas de un dolor común: el desamor de los hombres. Si bien la incapacidad afectiva masculina parece ser, para ellas, la clave del desencuentro, la autora da voz —por primera vez— a un personaje masculino: el médico del lugar, un santiaguino autoexiliado en la isla que arrastra también sus propias cicatrices… Ambivalentes, reprimidos en el sexo, vacilantes en el compromiso amoroso, los Nombres sienten miedo frente a la autonomía que las mujeres han ganado. Mientras tanto, en ellas crece la insatisfacción, el «mal femenino» de este fin de siglo.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.