El amigo de Kafka

El amigo de Kafka

· · ·
Los cuentos de Moyano que componen este libro proponen rutas misteriosas, sobresaltos y sorpresas. El misterio es un elemento fundamental, amalgamado con lo real hasta fundirse en unos cuentos que alimentan nuestra zozobra. No sólo porque a eso se dirige gran parte de la acción de los mismos —plagada de sobresaltos— sino también por la presencia de unos personajes tan inquietantes como variopintos. El paradigma puede ofrecerlo el primer relato, donde se recrea el universo fascinante pero opresivo de la pensión Malabo, poblada por seres extravagantes. En él se contienen los elementos del modo de contar de Moyano: su gusto por las pequeñas historias que se suceden hasta formar la urdimbre de las grandes ficciones; esa aparente falta de orden en el modo de administrar la información; o ese desmesurado gusto por la descripción. Acaso sea el momento de que los narradores se planteen si tiene sentido describirlo todo tanto, si la función de la literatura no debería ser más sugerir que escenificar. Las historias de Moyano hablan de seres que han perdido cuanto tenían o que nunca tuvieron nada, a los que de vez en cuando sucede algo extraordinario. A veces nos quedamos con ganas de saber más de ellos, aunque hayamos asistido a la narración de su completa existencia. Tal vez alguno de ellos sea más protagonistas de novela que de cuento. O tal vez esté bien así: saciar al lector nunca es bueno en literatura.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.