El castillo (Ilustrado)

El castillo (Ilustrado)

· · ·
La centralidad de Franz Kafka en el canon literario del siglo veinte y la muy alargada sombra que proyecta en la posteridad tienen muchas explicaciones. Quizás mejor que absolutamente nadie supo diagnosticar los traumas de la temporada que le tocó vivir y se atrevió a lanzar una mirada a los horrores por venir. Sus visiones enajenadas, paranoides y pesadillescas, sus infernales laberintos burocráticos (y su sinsentido racional) daban forma a una nueva clase de soledad y de indefensión, inequívocamente modernas. El desamparo metafísico, la cancelación del individuo bajo el peso del Estado, paralizado en una confusión de leyes y propósitos opacos, ininteligibles, en las redes de un poder anónimo, difuso y siempre y en toda circunstancia omnipresente, irrebasable… todo ello expresaba con perfección no solo el sombrío advenimiento de las sociedades totalitarias, sino más bien el carácter esencial de nuestro tiempo. En este sentido, «El castillo» no puede parar de ser una novela absolutamente kafkiana, absorbente y desconcertante.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.