El poeta y los lunáticos

El poeta y los lunáticos

· · ·
Gilbert Keith Chesterton (mil ochocientos setenta y cuatro-mil novecientos treinta y seis), autor del inmortal detective Padre Brown, dedicó una parte de su fecunda carrera literaria al relato policial, con narraciones en las que, conforme Borges, no se hallaba una sola página que no contuviese una dicha. «El versista y los lunáticos» (mil novecientos veintinueve), si bien se presenta como una novela, realmente está concebida como una sucesión de capítulos que se entrelazan, en los que un desquiciado, el versista y pintor Gabriel Gale, prueba su increíble capacidad para captar la relevancia de detalles que continúan ocultos o bien apenas perceptibles a los ojos del resto. Las técnicas deductivas que emplea el excéntrico Gale para solucionar un crimen o bien adelantarse al delito sorprenderán al lector por la originalidad de sus planteamientos policiales, y asimismo por el sentido del humor que pone en ellos la acerada pluma de Chesterton. En ciertos pasajes de «El versista y los lunáticos», Chesterton hace evidentes referencias y críticas mordaces, apenas disimuladas, a políticos y también intelectuales de su tiempo, contraponiendo, en una más de sus queridas paradojas, la insensatez clarividente y excelente de Gabriel Gale a la presunta cordura de personajes públicos, que muy frecuentemente se confunde con la estupidez.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.