El tango

El tango

· · · · · ·
Merced a los 3 mil pesos moneda nacional que le da el segundo Premio Municipal de Literatura, Borges dedica el año mil novecientos veintinueve a una investigación sobre el versista Evaristo Carriego que se convierte en un profundo y revelador estudio sobre el planeta del tango. Más de treinta años después revive ese planeta, que lo había adentrado en los bajos fondos de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires, en 4 conferencias que dicta todos los lunes de octubre de mil novecientos sesenta y cinco a las 7 de la tarde en un departamento del distrito porteño de Constitución. Lúcido y ocurrente, Borges exhuma el Palermo y el Sur de otrora, poblados de compadritos, guapos, pequeños bien patoteros, «casas malas» y milongas, para solicitar el origen, los símbolos, los mitos y la lírica de la música simbólica del Río de la Plata. Transcriptas por vez primera en este libro, estas conferencias ofrecen un encuentro prodigioso: el de Borges y el tango, para él «un símbolo de felicidad».
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.