En diálogo

·

En diálogo

· · · · · ·
En estos diálogos, Borges, ya ciego y maduro, atento a la voz y al sonido de las palabras propias y extrañas, despliega coloquialmente, fresca y sensible su inacabable sabiduría al unísono que expone con una profundidad fenomenal los puntos centrales de su cosmos. Acompañado por la acertada y prudente guía de Ferrari, Borges muestra acá no solo su labor como escritor sino más bien su tarea como lector. Los tigres, los laberintos y las armas; la identidad de los argentinos; la literatura; el amor; el conjunto Florida, el conjunto Boedo y la gaceta Sur; las mitologías y el budismo; el humor; E.U., Quevedo, Macedonio Fernández, Victoria Ocampo y Edgar Allan Poe; la causalidad; el desierto; la luna y la política son ciertos temas con los que Borges hipnotizó a su interlocutor de entonces y que el día de hoy, al alcance de los lectores, se convierten en materiales de consulta permanente. Esta edición terminante cuenta con un prólogo del propio Borges en el que destaca el valor en sí del diálogo como forma de expresión y pensamiento. En él, el escritor invita a la lectura. Dice: «Como mis libros, quizá como todos y cada uno de los libros, este se escribió solo. Ferrari y intentamos que nuestras palabras fluyesen, a través de nosotros o bien quizás a pesares de nosotros».
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.