Filosofía zombi

Filosofía zombi

· · · ·
Los zombis llegan a la filosofía. Mediante la producción fílmica de George Romero y de otras obras sobre el género de los fallecidos vivientes (películas, cómics, series y juegos para videoconsolas), Filosofía zombi urde un original análisis sobre las sociedades de control y las tecnologías de mediación que nos apartan del evento de lo real. El zombi representa una no-construcción en el otro, esa falta de otredad a que se dirige el sujeto de las sociedades tardocapitalistas. De esta forma, las plagas de cadáveres andantes de la ficción nos sirven como metáfora para comprender la dificultad de nuestra sociedad posmoderna. Si Maurice Blanchot definía la muerte como aquello que no se encuentra en el evento, estos horripilantes no-fallecidos viven esa prolongación, plantean, por medio de la espectacularidad de su código visual, un encuentro con el temor y con el evento del ser. La ontología zombi redescubre entonces los espacios de la amedrentad que habían continuado enterrados bajo los paradigmas tecnoafectivos actuales, por la publicidad masiva y el hiperconsumismo desmandado, y la falsa amenaza de un apocalipsis y el colapso total de la civilización que acostumbra a acompañar a las producciones del género forman una crítica oblicua de las sociedades actuales del espectáculo y la tecnificación, como ya denunciaran autores como Baudrillard, Debord o bien Deleuze, entre otros muchos. Filosofía zombi propón durante sus 7 episodios el inconveniente de la escritura y la focalización: ¿desde dónde redactar y comenzar a entender el planeta que nos circunda? ¿Qué pieza clave desplegaría toda la arquitectura de los alegatos cuando la pandemia ha empezado? En cierta forma, el zombi como idea, el término-zombi, como nos plantea el libro, consistiría en una vuelta de tuerca más por los laberintos de la filosofía moderna, en un intento por desamparar el perímetro de lo rutinario, como sugería Robert Kirkman, el creador de la triunfante serie The Walking Dead, y adentrarnos de esta forma en el riesgo de meditar la sociedad tecnificada en que vivimos.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.