Gaspar de la Noche

Gaspar de la Noche

· · ·
Nacido como Jacques Louis Napoléon Bertrand, «Aloysius Bertrand» (mil ochocientos siete-mil ochocientos cuarenta y uno) tuvo en su favor, como versista, condiciones que deberían haberle transformado, ya en su temporada, en un referente: la calidad lírica de su escritura, guías como Sainte-Beuve, Hugo o bien Nerval, que alabaron su obra, y la conciencia estética de que sus textos representaban una innovación significativa en las letras contemporáneas. La vida y la obra de Bertrand padecieron, no obstante, ciertas contrariedades que contrarrestaron y prácticamente anularon su proyección: por un lado, su obra no disfrutó de difusión suficiente; por otra, su temprana muerte y las contrariedades que rodearon la publicación de su libro, que aparecería póstumamente en mil ochocientos cuarenta y dos. Hables Baudelaire, en la dedicatoria a Arsenio Houssaye que figura al frente de los Pequeños poemas en prosa, comenzaría el debido reconocimiento: «He de hacerle una pequeña confesión. Al hojear por vigésima vez por lo menos el renombrado Gaspar de la Noche de Aloysius Bertrand (un libro que conocemos , y ciertos de nuestros amigos, ¿no tiene todo el derecho a ser calificado de “famoso”?) se me ocurrió la idea de procurar algo parecido». 2 décadas después, J.-K. Huysmans escribiría: «Gaspard de la Nuit [...] ha transmitido los procedimientos de Leonardo a la prosa y con sus óxidos metálicos ha pintado cuadros cuyos vivos colores se tornasolan como los de los esmaltes lúcidos».
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.