Jamás nadie como tú

Jamás nadie como tú

· ·
¿Os imagináis cómo sobrevive una chica humilde, cajera de un supermercado para ayudar a que su familia coma lentejas tres veces por semana, a la que llaman «la hija del mecánico de Parla», instalada en una enorme casa y rodeada de criados? ¿No? Yo tampoco.

Si esto fuera un diario normal, empezaría con un «Hola, soy Sofía». Pero nada más alejado de la normalidad, así que os resumiré un poco mi caótica vida a día de hoy:

• un padre muerto (del que no sabía nada);
• una herencia;
• una mudanza;
• una niña repelente;
• un cambio de vida inesperado;
• se meten con mi Lola (mi coche). ¡Meec, grave error!;
• no me dejan tranquila.

Sin embargo, no todo es malo:

• Está Sergio. ¡Buenorro a las 3!, pero que solo me ve como a una amiga.
• Está David. El insoportable y relamido albacea de mi padre muerto. ¡Buenorro a las 9! Aunque este último no estoy del todo segura que sea bueno para mí...
• Bueno, y he dejado de comer lentejas tres veces por semana. ¡Vamos progresando!

Os hago otra pregunta: «¿Qué haríais si os obligaran a cambiar de vida de un día para otro?». Yo aún no sé cómo adaptarme. 
¿Me ayudáis?
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.