La brújula loca

La brújula loca

· · ·
Corre la primavera del año mil novecientos treinta y siete y la aviación del general Franco bombardea Santander en las acciones por hacerse con el Norte de España. Los vecinos de la capital cantabria se afanan en buscar cuerpos de entre los restos de una casa alcanzada por una de las bombas caídas a lo largo de la noche. De puro milagro encuentran a un pequeño que, pese a estar inconsciente, ha podido salvarse merced a que la criada lo resguardó con su cuerpo. Horas después, Perico lúcida en la más completa soledad de la tasca donde lo llevaron. Confuso, y sin que absolutamente nadie se dé cuenta, vuelve a su hogar, escala una montaña de ruinas y se queda durmiendo en la maltrecha habitación. Por la mañana siguiente, los vecinos lo procuran con el propósito de cumplir las órdenes del regidor, quien decretó embarcar a Perico en el Odesa, un buque soviético cargado de pequeños asilados que va a hacer escala en el puerto y que era el objetivo principal de la aviación franquista. Mientras que, Perico pasea por la playa tratando de encontrar a sus hermanos mas se encuentra con un curioso personaje, un viejo socarrón y desdentado, que se queda perplejo ante su desenfado. Es Martín Pescador. Tras pasar el día con él, retorna a su casa en ruinas, donde, para su decepción, todo prosigue en exactamente las mismas condiciones. Su psique infantil, auspiciada por la discordia de su oso de harapo, decreta que sus progenitores y hermanos han regresado a la capital de España sin él. Sin perder tiempo, llena una caja de madera con un montón de cosas útiles a sus ojos: una estatuilla de la Virgen, el diente de su hermana pequeña, la fotografía del novio de la criada vestido de quinto, una medallita, un peine, un estuche vacío, un bote de crema Nivea y unos calcetines. Y con tan singular equipaje pone rumbo cara la capital española, mientras que España entera es sacudida por la guerra.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.