La filosofía y el barro de la historia

La filosofía y el barro de la historia

· · · ·
En este libro esencial, José Pablo Feinmann aborda los grandes nombres de la filosofía occidental (Descartes, Hegel, Marx, Nietzsche, Heidegger, Sartre, Foucault, Ornamento y Horkheimer, Derrida) no como cristalizados «héroes del pensamiento» sino más bien como representantes de cada temporada en la que les tocó vivir. La convicción que ha motivado este trabajo es que la filosofía debe asistir a entender la historia, en tanto que cada filosofía es hija de una temporada, que al unísono expresa, refleja y también alumbra. La de Feinmann es una mirada crítica y demanda que la filosofía vuelva a meditar en el sujeto, en la historia y en la política, que salga a la calle, al peligro, a participar activamente en los tumultuosos inconvenientes del humano. Como afirma en el prólogo el pensador (y traductor de Ser y tiempo al italiano) Franco Volpi: «Lo que hallamos en estas páginas emocionantes es un inacabable tanque de ideas, un excelente gimnasio para meditar, un ejercicio de lucidez y también inteligencia crítica. Conversar con los pensadores que Feinmann presenta nos adiestra a meditar, a proponer inconvenientes, a poner en cuestión y a descubrir la consistencia de las convicciones conforme las que vivimos. Nos enseña a observar, a pelear contra la resistencia tenaz de los prejuicios, a liberarnos de la tiranía de lo obvio y de lo común. Conversar con los grandes pensadores que Feinmann nos presenta, entrar en sus teorías, continuar sus argumentaciones, es una genial escuela de pensamiento puesto que nos fuerza a encararnos con lo que mismos no habíamos pensado. Son los mejores maestros con los que podemos aprender, los mejores interlocutores con los que podemos conversar, los libros que debemos leer. En definitiva, un patrimonio incalculable de sabiduría. De ahí que, estas páginas no son neutrales: nos dejan más fuertes o bien más enclenques, más felices o bien más tristes, más seguros o bien más dudosos, jamás como antes». Desde sus primeras páginas, La filosofía y el barro de la historia nos interpela: En estos tiempos de reinado del sujeto absoluto comunicacional, en los que resulta bien difícil descifrar los complejos métodos del poder para dominar la existencia, es hora de regresar a la filosofía, a fin de que su lucidez y su relación crítica nos vuelvan a alumbrar. Y Feinmann nos contagia su pasión con fenomenal claridad expositiva.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.