La Mara

La Mara

· · ·
«Un marero no se tumba si bien le aticen con todo, no se marcha a lamentar si bien le rompan el ánima, ni reconoce más ley que La Vida Desquiciada.» En la obscuridad, entre la selva, avizora un racimo de semblantes con lágrimas tatuadas en las mejillas. Aguardan el paso del tren de carga. Es el averno que se lleva dentro. Es la furia irracional, inhumana, sórdida. Es la Mara Salvatrucha a puntito de saltar sobre los indocumentados que terminan de cruzar la frontera con rumbo a la tierra prometida que imaginan en el paraíso capitalista del norte. El enorme fenómeno de las migraciones, su violencia y humillación, es motor de esta novela cubierta por las huellas que a su paso dejan las masas migrantes, por los cambios que sacuden las costumbres locales y el lenguaje. Su territorio es atravesado por el Suchiate, río que divide Guatemala y México. Ramírez Heredia ejercita al límite en esta obra la profundidad de la mirada, las oraciones eléctricas y el ritmo mareante que caracterizan su escritura.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.