La mujer que leía demasiado

La mujer que leía demasiado

· · ·
Teherán, mediados del siglo XIX, la corte del Sha atraviesa por instantes convulsos entre conjuras y también intrigas de palacio. Todo bajo la atenta mirada de la reina madre. En la mitad de este tenso entorno sobreviene un hecho que va a trastocar todavía más los bien difíciles equilibrios del poder: la súbita y también inopinada aparición de una mujer cuyas ideas, consideradas subversivas y heréticas, recorren todo el país como la pólvora. Bahiyyih Nakhjavani nos cuenta en La mujer que leía demasiado la historia, trascendida por la ficción, de la versista y teóloga iraní Tahirih Qurratu’l-Ayn. Inteligente, preciosa, erudita y dotada de una enorme elocuencia, fue la primera mujer en su temporada y en su país que proclamó la dignidad femenina, proponiéndose alfabetizar a las mujeres y atreviéndose a quitarse el velo. Puso bajo riesgo su vida, enfrentándose a los poderes seculares y religiosos a los que acorraló con sus conocimientos de los textos sagrados. Alucinante tanto para sus seguidores para sus opositores, admirada por diplomáticos y viajantes que escribieron sobre ella, fue condenada por su rebeldía y murió asfixiada en la ciudad de Teherán, en mil ochocientos cincuenta y dos. Terminó transformándose en historia de leyenda. Con una prosa refulgente y atrayente, Bahiyyih Nakhjavani entrecruza tenuemente en esta narración los hilos de la historia, la religión, el arte y la condición femenina. A través del marco de una novela histórica, la autora britanoiraní aborda un tema tan universal y de tan máxima actualidad como es el de la libertad de expresión y los derechos de la mujer en contraposición a los poderes políticos y a los dogmas religiosos. La mujer que leía demasiado es un homenaje al valor y ejemplo de Tahirih Qurratu’l-Ayn y al de todas y cada una de las mujeres que prosiguieron y prosiguen su ejemplo en aquellas tierras.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.