La pantera rubia

La pantera rubia

- Libro 502

· · · ·
Ella regresó de la puerta, después de cerrarla. Un telegrama. En aquel momento supo Sterling que todo había terminado. El telegrama decía: «Cotización inmobiliarias baja dos enteros. Tío Joe». Hilde se miró por última vez en su espejito antes de guardar éste y el rojo de labios en el monedero. Por última vez.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.