La serpiente celeste

La serpiente celeste

· · · · ·
En el mes de abril de mil novecientos noventa y uno John Anthony West viajó hasta El Cairo para probar a un equipo de científicos norteamericanos que la erosión sufrida por la Esfinge de Gizeh no se debía al viento del desierto, sino más bien a la acción de la lluvia. Los especialistas no tardaron en confirmar sus consideraciones, datando el desgaste en una data que ronda los 7 mil años antes de Cristo Teniendo presente que la historiografía oficial planteaba como temporada de construcción del la Esfinge el dos mil quinientos a. de C., la polémica estaba servida... Desde ese momento, West ha dedicado su trabajo a la labor de probar que la civilización egipcia pudo desarrollarse de forma tan veloz y increíble por el hecho de que heredó sus conocimientos arquitectónicos, astronómicos y matemáticos de una cultura muy precedente, de la que hemos perdido memoria. Esta edición revisada de La Víbora celeste, incluye nuevos datos actualizados de West sobre la datación de la Esfinge.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.