Los nuestros

Los nuestros

· · · · · · ·
El minuto uno del Boom. La fotografía fija que adelantó un fenómeno literario sin precedentes en nuestra lengua. En el año mil novecientos sesenta y cuatro, Luis Harss emprendió un viaje por Francia, Italia, México y por todo el continente americano con la intención de trazar el retrato literario y sicológico de quienes consideraba los diez autores sudamericanos más representativos del instante. Borges, Asturias, Guimarães Rosa, Onetti, Cortázar, Rulfo, Fuentes, García Márquez y Vargas Llosa «posaron de buena gana». El resultado de esta aventura sincera y desinteresada fue que, sin proponérselo ni adivinar lo acertado de su predicción, Harss creó el canon y la carta de navegación de un fenómeno todavía naciente que después se llamaría Boom. «La década del sesenta puede realmente bien ser un instante definitivo. Nuestra novela está aún a prueba. Es pronto para saber si las pocas figuras verdaderamente notables que asoman en las penumbras son una casualidad o bien una promesa. Mas si la diferencia entre un accidente y una tradición está en el encadenamiento del esmero común, el futuro se ve favorezco. El día de hoy por vez primera nuestros prosistas pueden aprender los unos de los otros. Cada quien hace su camino propio, mas es parte integrante de un mismo cosmos de la imaginación. Hay acumulación y el inicio de una continuidad. En este sentido podemos charlar del auténtico nacimiento de una novela latinoamericana». Luis Harss, mil novecientos sesenta y seis.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.