Ni una palabra

Ni una palabra

· · ·
El doctor Nathan Gonrad se prepara para regresar a casa. Ha pasado el día en su consultorio de Central Park West atendiendo a los agobiados, a los deprimidos: pacientes que le han ganado el apodo de «psiquiatra de los condenados». El día de hoy, sus sentimientos de compasión lo han apabullado. Mientras que sube fatigadamente a un taxi, camino a casa, se pregunta: «¿De qué manera pueden vivir con algo tan horrible?». Está a puntito de descubrirlo. Pues un sigiloso riesgo se cierra sobre Gonrad y los seres que más ama. Pues alguien lo está observando, alguien hace planes… Nq va a pasar bastante tiempo antes que una pregunta se eleve como un aullido del ánima torturada del doctor: «¿De qué manera puedo vivir yo con algo tan horrible?». Las más espantosas circunstancias se ciernen sobre su familia. Y no se atreve a decir ni una palabra.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.