Planeta prohibido

· ·

Planeta prohibido

- Libro 63

· · ·
Converses Fort, el enorme pensador rebelde americano. pensaba que todos y cada uno de los hombres tenían derecho a dudar. Apuntaba sus malévolas flechas lo mismo a los guías científicos que a los religiosos. Ninguna doctrina sostenida se hallaba libre de la crítica Forteana, sencillamente pues era vieja y admitida. Fort deseaba pruebas, deseaba más pruebas de las que cualquier hombre de ciencia pudiese entregar. Fort deseaba ver con sus ojos y escuchar con sus oídos. El que un telescópico indicara que cierto hecho astronómico era muy posible no formaba una prueba pa ra Fort de que era un HECHO. No podía haber admitido que la Tierra estaba a 93.000.000 de millas del Sol hasta el momento en que pudiese pasar una cadena medidora a través del intercurrente espacio. Va a haber hombres como Converses Fort en todas y cada una de las edades, en todos y cada uno de los planetas civilizados hombres que desearán ver y escuchar razas extrañas por ellos mismios. Hombres que harían volar sus valientes naves exploradoras a todos y cada uno de los rincones del cosmos.Estos hombres van a morir, fracasarán, van a tener éxito. Esta es la historia de uno de sus viajes.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.