Por senderos que la maleza oculta

Por senderos que la maleza oculta

· · · ·
En mil novecientos cuarenta y nueve, exactamente el mismo día en el que recibió la sentencia del tribunal noruego que le juzgaba por un supuesto delito de traición a la patria, Hamsun, un anciano de 89 años que había pasado de ser el escritor más amado de su país al más odiado, escribió la oración final del manuscrito que se transformaría en su último libro, «Por caminos que la maleza oculta»: «San Juan mil novecientos cuarenta y ocho. El día de hoy el Tribunal Supremo ha dictado sentencia, y acabo mi escrito». Había empezado a redactar en mayo de mil novecientos cuarenta y cinco, exactamente el mismo día en el que y su esposa fueron detenidos. En este libro, mezcla de ficción y autobiografía, Hamsun, internado en un primer instante en una residencia de jubilados, y más adelante en la clínica siquiátrica a la que fue trasladado en un intento de justificar sus hechos pasados a través de la insensatez, describe sus paseos, sus encuentros con la gente, sus recuerdos de niñez, como medites sobre su situación. Aparte de una muestra indudable de la enorme potencia narrativa de Hamsun, la obra es un documento único para conocer los razonamientos del escritor en aquel proceso al que se vio sometido por su apoyo al régimen de Quisling en la Noruega ocupada por los nazis desde mil novecientos cuarenta y dos hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Una parte esencial de la obra es su alegato de defensa frente al Tribunal.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.