¿Quién puede hacer que amanezca?

¿Quién puede hacer que amanezca?

· · · ·
«¿Existe eso que lleva por nombre un minuto de Sabiduría?». «Por supuesto que existe», contestó el Profesor. «Pero un minuto ¿no es demasiado breve?». «No. Es 59 segundos demasiado largo». «El abrir los ojos puede llevar una vida. El ver es cuestión de un instante». Solo lleva un minuto, más o menos, leer cada una de la anécdotas que aparecen en este libro. Seguramente, el lenguaje del Profesor pueda resultar enigmático, irritante y hasta absurdo. Mas es que este no es un libro simple. No ha sido escrito para educar sino más bien para despertar. Oculta en sus páginas (no en las palabras impresas, ni tan siquiera en los propios cuentos, sino más bien en el espíritu, en su talante, en su atmosfera) hay un sabiduría que no puede expresarse en lenguaje humano. Mientras que se lee la página impresa y se esmera uno por penetrar en el enigmático lenguaje del Profesor, quizá, sin darse uno cuenta, tropiece con la Enseñanza Sigilosa que se oculta en este libro y resulte uno despierto… y transformado. Si tiene uno la fortuna de despertar así, entenderá por qué razón el mejor lenguaje es el lenguaje no hablado, la mejor acción es la que no se efectúa y el mejor cambio es el no pretendido.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.