Si hubieras bailado para mí

Si hubieras bailado para mí

· ·
Ésta es una historia que habla del amor y de la amistad, y de lo difícil que resulta a veces trazar esa fina línea que supuestamente divide ambos sentimientos. También es una mirada tierna al pasado, y una reflexión acerca de cómo determinados hechos dramáticos del presente incitan a replantearse el rumbo de cada uno, y a valorar lo distinta que habría sido la vida si por el camino se hubieran tomado otro tipo de decisiones.
O no.
Gorka no se lo pensó dos veces a la hora de aceptar ese puesto de corresponsal en Washington D.C. que le ofreció el periódico para el que trabaja. Y la decisión fue a todas luces la acertada porque en su nuevo destino comienza a irle francamente bien, tanto profesional como personalmente. Atrás queda su ciudad adoptiva, Barcelona, y con ella, los infortunios de una situación sentimental insostenible de la que escapó huyendo, aunque nadie de su entorno sospeche siquiera de los verdaderos motivos que provocaron su precipitada marcha.
Está tan ocupado con su nueva vida que hasta la madrugada del lunes no descubre que Jon, su mejor amigo de la infancia, - y que vive en Barcelona, al igual que lo hacía él - le estuvo llamando insistentemente a principios de la semana anterior. Lo intentó durante un par de días seguidos y después no volvió a hacerlo, ni dejó ningún mensaje que justificara esa aparente urgencia que tenía por hablar con él. Al tiempo que hace este intrigante descubrimiento recibe la llamada de Marcos, otro buen amigo de la niñez, el cual le comunica que Jon acaba de sufrir un ictus y que se encuentra hospitalizado en estado grave.
Gorka decide regresar inmediatamente a Barcelona para acompañar a Jon en tan dramáticas circunstancias y para apoyar a Irene, su mujer, la cual arrastra además el insoportable peso de las sospechas que planean sobre su matrimonio. Allí tendrá la oportunidad de reunirse con todos sus mejores amigos de su ciudad natal, Vitoria-Gasteiz, y la nostalgia se abrirá paso de nuevo en su vida y se mezclará con el presente, viéndose obligado a hacer frente, esta vez sí, al principal asunto que dejó pendiente de resolver el día que decidió marcharse sin consultarlo con nadie.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.