Tengo en mí todos los sueños del mundo

Tengo en mí todos los sueños del mundo

· · ·
Gabriela sueña con Enriq, mas termina de casarse con Nicolau, un hombre al que todavía no conoce. Ni tan siquiera le han preguntado su opinión; entre su madre y el sacerdote han orquestado el matrimonio y entregado a Gabriela a un destino lejos de su hogar. Giulio ha visto fallecer a sus compañeros en el frente austrohúngaro y, si ha conseguido subsistir, es tan solo por la esperanza de volver a su pueblo en la Toscana y estrechar nuevamente a Francesca entre sus brazos. Raquel, al contrario, ha conocido a muchos hombres, mas nunca ha estado enamorada. No es lo más recomendable para una artista de variedades como , que triunfa cada noche en el Nipón. La afilada pluma de Gaspar en el Heraldo de la villa de Madrid hace tremer a los poderosos. Lo bueno de su viaje a Buenos Aires es que le distanciará de sus oponentes por un tiempo y, quién sabe, una enorme historia podría cruzarse en su camino... La guerra ha dejado viuda a Sara que, harta de vivir el largo invierno ucraniano sorteando el apetito y los pogromos, ha decidido pensar en las promesas de un atrayente judío llegado de Argentina. Para iniciar una nueva vida, solo debe parar de creer a los pesimistas que le advierten de que Max no es trigo limpio. El capitán José Lotina es un genuino lobo de mar, un enamorado de su trabajo que se siente más seguro a la merced de las olas que en tierra firme. De ahí que no le abruma la responsabilidad de llevar a bordo del Príncipe de Asturias todos y cada uno de los sueños del planeta.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.