Toda la vida y otros cuentos

Toda la vida y otros cuentos

· · ·
Víctima de la conspiración del silencio con que la crítica arrumbó su obra a lo largo de decenios, Alberto Savinio (mil ochocientos noventa y uno-mil novecientos cincuenta y dos) ha de ser situado en la alcurnia de los escritores secretos. Se ha dicho que fue extranjero en Italia. Ciertos datos de su biografía semejan confirmar esto último: nació en la ciudad de Atenas, sus estudios de música y pintura los efectuó en su urbe natal y en Munich, y entre mil novecientos diez y mil novecientos catorce vivió en la ciudad de París, donde fue amigo de Apollinaire, Max Jacob, Picasso y Satie. Sin embargo, de mil novecientos catorce hasta su muerte radicó en la ciudad de Roma. Asimismo muy temprano tomó la resolución de desamparar su nombre de cuna —Andrea de Chirico— por el pseudónimo de Alberto Savinio, y en su trabajo creativo paseó entre la literatura, la música y la pintura. ¿Esta condición errante lo transformó en indefinible? Quizás las peculiaridades propias de su pensamiento nutrieron esta marginalidad. Contrincante de determinada especialización académica, explorador de ese planeta de «cosas destruidas» de ese cuerpo en descomposición que tiene por centro a la vieja Europa, crítico aguerrido de las convenciones de la novela del siglo XIX y del verismo, incansable y a veces pretencioso desacralizador de las ideas preconstituidas, de los mitos y de todos y cada uno de los esquemas dominantes, Savinio fue excluido, condenado y marginado de la vida cultural italiana por los conjuntos literarios dominantes en Italia. Hasta los años setenta no se generó el primer rescate de su obra literaria y pudieron escucharse entonces las palabras definitivas de Leonardo Sciasca: «Será preciso reunir todos y cada uno de los ensayos y artículos para tener verdaderamente al Savinio completo, y percatarse de que se trata, tras Pirandello, del más grande escritor italiano de este siglo».
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.