Todos los animales somos hermanos

Todos los animales somos hermanos

· · · · ·
¿De qué manera relacionarnos moralmente con los animales? ¿Debemos tomarlos éticamente en consideración por sí solos, atender a su bien propio, o bien quizás tratarlos tal y como si fuesen cosas, como puros instrumentos útiles para nuestros fines? ¿Y qué decir de las propuestas de concederles derechos? Este libro desea contribuir a alentar un discute social extenso sobre el sitio que los animales ocupan (y el que deberían ocupar) en las sociedades industrializadas; forma, además de esto, una herramienta pedagógica útil para diferentes niveles de enseñanza. En él se arguye que para convertirnos y para mudar la sociedad, precisamos la convulsión, el extrañamiento, el descentramiento que induce un auténtico encuentro con el otro: y ahí la relación con el animal no humano puede desempeñar un papel esencial. En el encuentro con el animal no humano deberíamos ver una de las maneras privilegiadas de encuentro con el otro. Si conseguimos abrirnos a ese encuentro es posible que se tambalee nuestro inexcusable egocentrismo, y seamos capaces de resituarnos en el universo, alterando nuestra relación ético-política con el planeta natural. Si bien puede leerse de forma independiente, "Todos y cada uno de los animales somos hermanos" es el segundo volumen de una trilogía de moral ecológica en la que su autor piensa como “Trilogía de la Autocontención”, cuya primera parte es "Un planeta frágil" y cuyo final forma "Gente que no desea viajar a Marte" (los dos publicados por esta editorial).
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.