Toledo

Toledo

· · ·
«Las generaciones artísticas en la urbe de Toledo», en su origen, fue editada como un conjunto de artículos periodísticos en la páginas de «Revista de España». Se trata, en términos absolutos, de unos de sus primeros escritos, de la misma época que «La Fontana de Oro», su primera novela. Pero esta especial obra quedó después totalmente olvidada hasta el momento en que ¡54 años después!, vuelve a publicarse, ya en forma de libro, con ciertos retoques efectuados a lo largo del tiempo pasado por exactamente el mismo Galdós y antecedida de un prólogo de Alberto Ghiraldo, organizador de la edición de las «Obras Inéditas». Don Benito había fallecido en la capital de España apenas 5 años ya antes, en mil novecientos veinte. En esta obra en la que Galdós efectúa un enorme trabajo de investigación sobre la arquitectura de la urbe de los Concilios, donde va edificando la historia de la urbe capa a capa de arquitectura, el creador asimismo nos enseña su «gusto estético» pintando sin pretenderlo o bien pretendiéndolo, la imagen de la urbe Imperial, una imagen coincidente con la visión de los viajantes románticos que visitaban Toledo en la segunda mitad del XIX, imagen que sirvió a la historiografía moderna para teorizar el arte nacional, aquel arte que había de ser salvado y restaurado, aquel arte en el que los viajantes se sentían identificados al adentrarse en la esencia de España, esa España que se dibujaba y se creaba en la visión que viajantes y también intelectuales como Galdós, ofrecieron en sus pinceladas y en sus palabras. Mas Galdós no solamente se queda con esa primera impresión que tiene al llegar a Toledo, impresión no buenísima, a propósito, al ver una urbe paralizada en el tiempo, lejos de la modernidad de las grandes urbes como la capital de España, Sevilla o bien Salamanca, localidades con las que la compara; Toledo, al contrario, es una urbe en ruinas, imagen que se percibe solamente acercarte en el tren. Galdós ahonda en la esencia de la urbe, efectúa una «labor de arqueología» y, empieza a destapar esa Toledo de abajo cara arriba, desde el Tajo, sus primeros asentamientos hasta la Toledo que se atisba a la llegada en tren. Empieza examinando en profundidad la capa de la Toledo visigoda, recorriendo sus restos de edificios visigodos para subir un escalón más en la Toledo árabe, instante de gran esplendor de la urbe, si sube un escalón más llega a la Toledo cristiana en convivencia con la árabe, instante de gran inventiva y desarrollo de las artes en Toledo para iniciar un periodo de decadencia que empieza desde el renacimiento llegando al barroco donde, siempre y en todo momento conforme el creador, la urbe Imperial, como en toda España, desarrolla un arte de «mal gusto» y de arquitectura de rotura que nada le vale la pena reseñar, como buen romántico. Este texto sirvió como clasificación de la arquitectura de la urbe de Toledo por etapas históricas y artísticas, fue una fuente esencial para acotar y determinar aquellos monumentos más relevantes en la urbe y que más merecían ser restaurados bajo los criterios de restauración que en el siglo XIX se llevaban a cabo. De enorme valor para cualquier interesado en la conjunción que historia y arte forman en Toledo, «Las generaciones…» acumulan, no obstante, un interés añadido para los toledanos, puesto que de sus páginas se desprenden prácticamente línea tras línea términos de un algo poder de evocación, nombres de lugares desaparecidos, camuflados y ocultos por otras construcciones siguientes o bien sencillamente caidos en el desuso popular. Toledo estuvo presente desde siempre y en todo momento en la obra de Galdós. Aparte de la obra que el día de hoy nos ocupa, aparece en «El audaz», su tercera novela, sirve de escenario a múltiples de los «Episodios Nacionales», mas donde ocupa un mayor estrellato es en «Ángel Guerra», su novela toledana por antonomasia.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.