Un pistolero en el FBI

Un pistolero en el FBI

- Libro 38

· · · ·
Antigua guarida de aventureros fulleros y piratas. Nueva Orleáns conserva en la actualidad restos del ambiente evocador de los tiempos en que el Estado de Luisiana era el más pintoresco de los Estados. No desfilan ya calesas exhibiendo cuarteronas escandalosamente perfumadas y provocativas, ni barones del azúcar, con su corte de gentilhombres duelistas pero los plantadores siguen rivalizando con los marineros en el amor de las mulatas del puerto, y la arquitectura de la ciudad, mezcla del estilo renacimiento francés y el sólido estilo español, tiene regusto de tiempos idos. Balcones de hierro forjado, enormes aldabones, soportales, cancelas y patios interiores con surtidores evocan la marca española. Su barrio latino habitado por artistas que fraternizan con el hampa, da a Nueva Orleans un aspecto netamente distinto a las demás ciudades de Norteamérica. El Mississippi, formando un delta tentacular, es todavía fuente de riquezas, con su tráfico fluvial transportando el algodón recogido por manos negras, así como el arroz, el tabaco y la caña.
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.